Historia de las Embajadas de San Blas

Primeras embajadas

La Embajada

Primer Embajador

Primer Embajador

Las fiestas de moros y cristianos para ser catalogadas como tales deben incluir obligatoriamente en sus programas el acto de las Embajadas y el Alardo.

Aunque la fiesta de nuestro barrio arranca en 1943, no fue hasta marzo del año 1948 en que José Pascual Pérez, “El Fusteret”, escribió  para su barrio de San Blas las  embajadas de moros y cristianos, siendo estrenadas en el mes de junio. Desde ese momento el papel de Embajador moro lo desempeñó Manuel Egea Ballesta. Así mismo el de embajador cristiano lo interpretó Antonio Blanco Gómez.

Por aquellos años y en alguna ocasión también intervinieron en dichas Embajadas José Esclapes y José Serradell.

Blanco y Egea ejercieron como Embajadores hasta los años 1979 y 1980 respectivamente.

El año 1980 debutó como embajador cristiano José Climent que había representado el papel de centinela desde el año 1948, salvo algún año que hizo este personaje José Oliver.

Las fiestas de junio de 1981 suponen el debut de José Manuel Espinosa Marín, encarnando al Embajador Moro, cargo  que ostenta en la actualidad.

Como embajadores cristianos también han actuado en este tiempo Francisco Compañ, Matías Izquierdo Rueda y Juan Cabrera Gómez.

En el año 2006 se crea la escuela de embajadores, regida  por José M. Espinosa. Teniendo como alumnos a jóvenes como: Arturo Gálvez, Javier  Soler, Javier  Santonja, Ruben Barona y Alejandro Soler.Desde el mes de Junio de ese año vienen actuando todos los alumnos, interpretando  papeles tanto de centinelas como de embajadores alternativamente.

Durante las fiestas de junio de 1994 se incluyen a las Embajadas, las Capitulaciones, obra del poeta samblasino Vicente Mojica Benito, que son representadas una vez finalizada la batalla de arcabucería.

El castillo

Castillo de Fiestas

Castillo de Fiestas

El castillo en el que se representan las embajadas, también  tiene su historia.

El primero allá por el año 1948, era de papel y cartón pintado. Siendo el diseño de Paco Serna, lo construyo y regalo Ramón Marco (Salmoreta).Se instalo por vez primera en la ventana de “El Carniser”, en la calle Pintor Gisbert.

Más adelante se instalo en las cuatro esquinas de la Bodegueta, en el cruce de Pintor Gisbert, San Juan Bautista y Carlota Pasaron.

La plaza del General Mancha también acogió el castillo de fiestas durante algunos ejercicios. Este castillo ya de hierros y madera.

Se trasladó a su emplazamiento actual, en 1975, en la Avda. Condes de Soto Ameno frente a la iglesia.

El apuntador

El papel de apuntador era importante, sobre  todo en los primeros años que no había los medios técnicos de ahora. Lo desempeñaban, Pedro Lloret (Peret) y Antonio Fenoll.

A partir del año 1958 recogió el testigo Juan Chacón, cargo  que ostenta en la actualidad.

Posiblemente, durante toda la historia de nuestras Embajadas hayan participado como apuntadores y colaboradores más personas que se nos escapan a la memoria, pedimos disculpas y agradecemos a todos su colaboración.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone